Contáctenos
Haga su Consulta
Nombre:
Correo:
Pais:
Consulta:
Digite el texto de arriba
Diccionario Oftalmológico
Consultas Frecuentes
Puedo dejar de usar lentes bifocales?Contáctenos
Haga su Consulta
Nombre:
Correo:
Pais:
Consulta:
Digite el texto de arriba

EFECTOS DE LA RADIACIÓN ULTRAVIOLETA SOBRE EL OJO

Rayos ultravioleta

La exposición prolongada a los rayos ultravioleta (UV)y luz infrarroja pueden causar efectos dañinos en los ojos.

El ojo humano responde visualmente al espectro electromagnético que va de una longitud de onda desde 380 hasta 780 nanómetros (nm), este tipo de luz es la que se puede observar al hacer pasar un haz de luz blanca por un prisma, el cual se descompone en sus diferentes radiaciones o longitudes de onda. Las longitudes de onda que se encuentren fuera de estos parámetros se conocen como luz infrarroja (radiación mayor a 780 nm) y luz ultravioleta (UV) al espectro localizado entre los 200 y 380 nm.

El ojo no tiene ninguna respuesta visual a estas radiaciones debido a lo cortas que son las longitud de sus ondas, sin embargo este tipo de luz puede penetrar en nuestros ojos y causar quemaduras por un aumento de temperatura en los tejidos y también los denominados daños fotobiológicos.

El espectro de los rayos UV está a su vez divido en tres partes basándose en el potencial de efectos biológicos que tienen. Los rayos UV-A de (316 a 380 nm) son los que se encuentran relacionados con la aparición de Cataratas, Pingüecula y alteraciones en la retina como la degeneración macular. Estos rayos son los que provocan el envejecimiento prematuro de las células en los tejidos del cuerpo.

Los rayos UV-B de(291 a 315 nm) suelen provocar alteraciones como Foto queratitis, Cataratas corticales y Eritema. La exposición prolongada a este espectro de los rayos UV provoca quemaduras en los tejidos. A pesar de que los rayos UV-C (200 a 290 nm) generalmente no alcanzan la superficie de la Tierra son los que mas daño podrían causar a los tejidos del cuerpo humano.

Es gracias a la capa de ozono localizada en la estratosfera que los rayos UV-C no causan el daño que deberían, sin embargo, como se sabe la capa de ozono se ha ido debilitando con el paso de los años por el uso desmedido de elementos que contienen Bromo, Cloro y Oxido Nítrico (Clorofluorocarbonos).

¿Cómo daña la luz a nuestros ojos?

Debido a que los tejidos contienen moléculas que absorben la luz(cromóforos), el daño se puede dar en cualquier célula del cuerpo. Este daño puede ocurrir a través de dos vías: la ruptura en la unión de las cadenas moleculares o la formación de radicales libres.

Sin embargo, existen moléculas en el cuerpo que constantemente se encuentran en búsqueda de estos radicales libres para destruirlos, es decir, actúan como un medio de defensa. Algunas de estas moléculas son la Vitamina C, E, glutation peroxidasa y caroteno.

Grupos más vulnerables

Existe cierta cantidad de personas que son más vulnerables a un daño ocular por radiaciones solares: personas en edad senil, personas con poca pigmentación, pacientes áfacos, usuarios de fármacos fotosensibilizantes.

Pacientes seniles: el cuerpo cuenta con moléculas protectoras que llegan de alguna manera a filtrar la radiación dañina o destruye los fotometabolitos dañinos. Con el paso de los años, la concentración de algunas de estas moléculas puede disminuir. La Degeneración Macular Senil y la formación de cataratas, pueden estar relacionadas a una combinación de exposición excesiva a la luz y la coincidente disminución de bioquimicos.

Personas con problemas de melanina: algunos estudios realizados en pacientes con iris de color azul, han demostrado que hay una relación significativamente alta en la aparición de Degeneración Macular Senil en comparación a pacientes con iris de color oscuro, por lo que ahora se explica la causa del porque este tipo de patología es casi desconocida en pacientes de color en el África.

Pacientes Áfacos: algunos estudios sugieren que la esclerosis nuclear en los ancianos protege a la retina de una posible Degeneración Macular y esto ha venido a demostrar, una vez mas, lo eficiente que es el cristalino en la filtración contra rayos UV y la luz azul. Esto nos lleva a pensar la importancia de una protección extra contra rayos UV en pacientes operados de catarata.

Manifestaciones clínicas:
En este apartado mencionaremos las estructuras oculares que generalmente llegan a presentar un daño mayor.

Parpados: La piel de los parpados está sujeta a una gran cantidad de cambios inducidos por la luz, incluyendo las quemaduras las cuales están provocadas por la radiación UV-B. Como se sabe, las nubes no bloquean la radiación UV y aunque se tenga cuidado en protegerse, por ejemplo, con una sombrilla, la radiación se puede reflejar en la arena, el agua, la nieve o en paredes, por lo que la protección muchas veces es insuficiente. Algunas de las condiciones mas serias y mas comunes inducidas por la radiaron UV incluyen envejecimiento prematuro, resequedad e hiperplasia sebácea. Los daños mas severos inducidos por la radiación UV-B son cambios en el tejido como el carcinoma de células básales, carcinoma de células escamosas y probablemente melanoma maligno.

Cornea: El daño causado a esta estructura dependerá de la longitud de onda y de la intensidad de la luz a la que se esté expuesta. Los pacientes que más comúnmente presentan daños son los que trabajan en ambientes botánicos debido a la exposicion constante y prolongada a la luz de lámparas germicidas y lámparas que simulan la luz solar.

El fenómeno llamado “ceguera de la nieve” es resultado de una prolongada exposicion a los rayos UV-B reflejados desde la nieve, lo cual puede ser un 85 % de la incidencia de la radiación UV. Clínicamente, la Queratitis actínica se puede presentar entre 8 y 12 horas posteriores a la exposición. El dolor probablemente se presente cuando inicie la descamación por el daño al epitelio corneal. La exposición crónica a la radiación UV puede producir degeneración esferoidal de la cornea (queratitis del labrador y Queratopatía climática). De igual forma está comprobado que la radiación UV produce Pterigión.

Cristalino: Los componentes químicos del cristalino son particularmente vulnerables a diferentes partes del espectro electromagnético. Por ejemplo, las longitudes de onda cortas son clasificadas como “cataratogénicas” probablemente debido que crean una gran cantidad de radicales libres y de igual forma, provocan ruptura de cadenas moleculares. Una gran cantidad de estudios epidemiológicos demuestran la alta incidencia que hay entre los niveles de radiación UV ambiental y la formación de cataratas, principalmente las de tipo cortical.

Retina: La Degeneración Macular Senil puede ser una manifestación causada por la exposición a la luz. En la actualidad se realizan investigaciones sobre la posible relación entre la retinopatía del prematuro y la exposición a radiación de diferentes ondas. La combinación de oxigeno, luz y las propiedades de las moléculas pigmentadas pueden incubar daños formando radicales libres. La producción de altas concentraciones de radicales libres en la retina inmadura puede, posiblemente provocar los ya conocidos daños en este padecimiento.

Protección

ProtecciónEl ojo del ser humano es, por naturaleza, resistente a los daños causados por la luz. Sin embargo, la edad, el grado de pigmentación de la piel, la nutrición y el estado bioquimico genético pueden provocar vulnerabilidad. En ciertas situaciones de iluminación el usar lentes con características absorbentes o de protección puede mejorar la función visual.

Lentes foto cromáticos

Estos lentes actúan cambiando la intensidad del tono, disminuyendo así la transmisión de luz a través del lente. En la actualidad los lentes fabricados en cristal se han ido desplazando por los fabricados en plástico ligero y resistente que ha su vez se encuentra en diferentes materiales (Hi index, policarbonato, etc.), con la novedad de manejar moléculas fotosensibles en vez de elementos; y por supuesto, ofrecer una completa protección contra la radiación UV-A y UV-B.

Conclusión

La mayoría de nosotros frecuentemente no tenemos una exposición prolongada o excesiva a los rayos del sol y nuestros ojos pueden estar bien protegidos con la ayuda de unos lentes fotocromaticos o bien que cuenten con una protección del 100% a los rayos UV.

Recomienda este sitio web     Bookmark and Share

Facebook Twitter YouTube

Altamira D' Este N° 99. Avenida Principal de Altamira, Esquina Opuesta al BANPRO.
Teléfono: +505 2277-1123  ·  Telefax: +505 2278-9208  ·  Managua, Nicaragua.
® Derechos reservados a CLINICA VALLE. OFTALMOLOGIA Y ESPECIALIDADES.